• Alba Filgueira Bouzas

Las bases de un buen rendimiento

Para que nuestro sistema funcione correctamente se deben cumplir las funciones básicas de supervivencia.

Es común que nos lleguen pacientes quejándose de un problema aislado, desde hace unos meses han notado cambios en su visión. En algunas ocasiones tiene fácil tratamiento, ponemos las gafas, el paciente ve perfectamente y las quejas se han terminado pero, ¿y cuándo no es así?.


En todos nuestros pacientes es necesario realizar una anamnesis extensa y valorar cuál es la base del problema. El cuerpo es uno y debe de ser evaluado en conjunto y no por cada una de sus partes.


Muchas veces nos quedamos muy cortos en esa anamnesis. Solemos preguntar: ¿cuál es el motivo de consulta?, ¿desde cuándo ve mal?, pero se nos olvida preguntar muchas otras cuestiones que otros profesionales como pueden ser los fisioterapeutas, las tienen estandarizadas. ¿Te alimentas bien?, ¿qué sueles comer en tu día a día?, ¿bebes lo suficiente?, ¿duermes bien?, ¿vas al baño de manera regular?.


Para que el cuerpo funcione de manera correcta han de cumplirse las cuatro funciones básicas de supervivencia, que serán: alimentarse, dormir, respirar y eliminar los desechos. Si cualquiera de esas funciones falla o no es correcta, el cuerpo no tendrá la energía suficiente y su capacidad para tener un buen rendimiento general se verá reducido.


Un problema en la alimentación o en el sueño puede influir sobre el organismo en general, ya que no tendrá la suficiente energía para el correcto funcionamiento del mismo.

En un sistema visual que no presenta ninguna deficiencia, puede que no tenga mayor repercusión si tiene una buena alimentación o no (que a grandes rasgos siempre acaba teniéndola a nivel sistémico), pero, en sistemas inestables en los cuales mantener un correcto funcionamiento visual le causa un gran gasto energético, el que alguna de estas funciones básicas falle puede tener repercusión.


Como ejemplo os pongo el siguiente. Un paciente que tenga una desviación ocular intermitente, y para el cual mantener el alineamiento de los dos ojos le sea difícil y le suponga un gasto energético alto, ¿cómo lo hará de manera eficaz si no duerme lo suficiente o tiene una mala alimentación? Su cuerpo no tendrá suficiente energía y la que tiene la usará para asegurar su supervivencia por lo que su sistema no malgastará energía en mantener la coordinación ocular.


Al reflexionar sobre todo esto quiero decir que para que todo el cuerpo funcione correctamente hay que asegurarse de que las funciones básicas se estén llevando a cabo de una manera correcta para que así todo el sistema esté en armonía.


0 vistas

© 2019 by Desarrollo Visual. Proudly created with Wix.com